La ultra-abortista Pilar Rahola, musa episcopal; atea abortista pero admiradora de los misioneros

lasvoces
Barcelona 23 de marzo de 2013. En la Imagen Pilar Rahola Martínez, una ultra-abortista secesionista antiespañola y exdiputada del partido del xenófobo catalanista Oriol Junqueras Vies: Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) en el Congreso de los Diputados del Reino de España entre 29 de junio de 1993 a 18 de enero de 2000, durante una entrevista con la agencia española de noticias 'Efe' donde aprovechaba para presentar su novela con el título 'La calle del Embudo'; 30 años después de haber escrito una obra de juventud con la que ganó un premio. Archivo Efe.

Redacción – [Custodio Ballester Bielsa, Sacerdote de la Parroquia Inmaculada Concepción de Hospitalet de Llobregat (Barcelona)]. Pilar Rahola, periodista y exdiputada de Esquerra Republicana de Cataluña ERC (…), una atea abortista, pero admiradora -dice- de los misioneros, aleccionando a la Iglesia católica en presencia de dos significados obispos (…). Algún alma cándida debió pensar que la invitación episcopal llegó después de alguna secreta conversión de Pilar Rahola que ahora se hacía pública. ¡Pero no! Ella misma lo desmintió tres veces a lo largo de su melindroso pregón. Al principio, en medio y al final. Hospitalet de Llobregat (Barcelona), domingo 23 de octubre de 2016. Fotografía: Barcelona 23 de marzo de 2013. En la Imagen Pilar Rahola Martínez, una ultra-abortista secesionista antiespañola y exdiputada del partido del xenófobo catalanista Oriol Junqueras Vies: Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) en el Congreso de los Diputados del Reino de España entre 29 de junio de 1993 a 18 de enero de 2000, durante una entrevista con la agencia española de noticias ‘Efe’ donde aprovechaba para presentar su novela con el título ‘La calle del Embudo’; 30 años después de haber escrito una obra de juventud con la que ganó un premio. Archivo Efe.

¿A quién se le ocurrió la infeliz idea? Una atea abortista, pero admiradora -dice- de los misioneros, aleccionando a la Iglesia católica

Pilar Rahola tiene capacidad de convocatoria. El 80% de las personas que llenaron la Sagrada Familia no van a la Iglesia habitualmente o son descreídas (P. Anastasio Gil. Director de las Obras Misionales Pontificias)

El pasado 15 de octubre Pilar Rahola, periodista y ex diputada de Esquerra Republicana, predicó un melifluo sermón en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona.

Ella fue la persona designada por el director nacional de las Obras Misionales Pontificias, el sacerdote Anastasio Gil, para pronunciar el pregón en España de la Jornada Misional del Domund (Domingo Mundial de la Propagación de la Fe).

¿A quién se le ocurrió la infeliz idea? ¿Qué inteligencia penetrante y maquiavélica urdió la maniobra? Una atea abortista, pero admiradora -dice- de los misioneros, aleccionando a la Iglesia católica en presencia de dos significados obispos (enlace relacionado aquí)

[Vídeo (Enlace del autor). Telecinco TV. Programa ‘La Noria’ (11.03.12). Pilar Rahola: El ministro “Ruiz Gallardón (PP) está planteando un discurso ultracatólico”. Según la colaboradora de Telecinco, ningún país europeo ha tocado el aborto regulado.]

Cuando el Ministro de Justicia del PP propuso la reforma de la Ley Aído del aborto libre, la Rahola se desató en el programa ‘La Noria’ de Telecinco.

Estaba cabreadísima por las declaraciones de Esperanza Aguirre. A la pobre se le había escapado que todo aborto es un fracaso de la mujer, y una violencia estructural.

Doña Pilar no pudo más y afirmó a voz en grito: Yo no sé por qué Ruiz Gallardón tiene complejos. Él está planteando el discurso típico más ultracatólico en este tema desde siempre. Es la España ultracatólica. Es la España integrista. Es la España de la Contrarreforma. Y esa España saca la patita y de vez en cuando manda. Entonces hay algunos derechos civiles que nos ha costado una barbaridad de conseguir, que nos los vuelven a fastidiar.

No hay ningún país de Europa, ¡en ninguno! donde el aborto regulado, el gobierno de derechas lo haya sacado. Es el único España. ¡España es el único! No lo han hecho los ingleses.

No lo ha hecho el gobierno de Sarkozy que es de derechas y no ha tocado el aborto, que es infinitamente más avanzado que el nuestro.

¡Pero de lejos! Y aquí en cambio ¿qué pasa? Pero, claro, como queda mal decir que han vuelto a sacar la capuchita y han hecho de ultracatólicos, nos venden un discurso que además es un discurso progre, que es el tema de la violencia estructural para meternos el gol de la regresión.

Dicho lo cual, Sr. Ruiz Gallardón, ¿violencia estructural? Sí. Cinco millones de parados. Eso sí que es violencia estructural. ¿Violencia estructural? La feminización de la pobreza. ¿Violencia estructural? Un embarazo no deseado.

¿Violencia estructural? Chavalas de catorce o quince años que se queden embarazadas y que les fastidies la vida para siempre. ¡Eso es violencia estructural!

La gente conocía su currículum y protestó: ¿La abortista Rahola pregonera del Domund? ¡Vergonzoso!

Ahí estaba. Pilar Rahola en estado puro, sin incienso y sin maquillar. La gente conocía su currículum y protestó: ¿La abortista Rahola pregonera del Domund? ¡Vergonzoso!

¡Hasta ahí podíamos llegar! Don Anastasio Gil y los que la recomendaron –no creo que el Director de las Obras Misionales contactara con ella directamente– debieron pensar que la comunidad católica estaría tan narco-intoxicada como ellos y se pusieron como fieras cuando la indignación popular se manifestó con fuerza. Y es que los prebostes de las Obras Misionales Pontificias, lejos de amilanarse, sacaron pecho.

Algún alma cándida debió pensar que la invitación episcopal llegó después de alguna secreta conversión de Pilar Rahola que ahora se hacía pública. ¡Pero no!

Ella misma lo desmintió tres veces a lo largo de su melindroso pregón. Al principio, en medio y al final. Que si no soy creyente, que si Dios me resulta un concepto huidizo y esquivo. La palabra de Dios como fuente de bondad y de paz, y no al uso de Dios como idea de poder y de imposición.

Y luego toda esa papilla buenista medio kantiana, medio socialdemócrata del amor a los pobres y de unos valores evangélicos a los cuales no los sostiene el Espíritu de Cristo -en el que no cree, claro-, sino sólo la admirable heroicidad de unos cuantos misioneros.

¡Qué guay! Viene una de fuera y nos descubre la sopa de ajo; lo que pesa es lo que dijo la Rahola

Bueno, tal vez su furibunda actitud proabortista había cambiado… Así lo parecían sugerir las palabras del padre Anastasio: Una mujer que desde el principio se confiesa como no creyente nos dice a los que discutimos si primero es el pan y después la palabra, que la evangelización precede a los proyectos de desarrollo.

¡Qué guay! Viene una de fuera y nos descubre la sopa de ajo. Lo que dijo Pablo VI en la encíclica Evangelii Nuntiandi y lo que ha sostenido la doctrina católica a lo largo de los siglos no pesa; lo que pesa es lo que dijo la Rahola. Y sigue el padre Gil: Ella nos habla de la excelencia de la evangelización, de que la virtud de la caridad supera a la solidaridad, la caridad movida por amor a Dios. Que lo diga Pilar Rahola tiene mucho mérito. El mérito que no tienen ni Pablo VI, ni Juan Pablo II seguramente.

¡Haga usted el examen de conciencia que quiere para los demás, pero no para sí mismo, D. Anastasio!

Por último, Anastasio Gil concluyó recordando que la Iglesia acoge a los pecadores: No seré yo quien excluya a Pilar porque cometa el error de defender el aborto, porque a pesar de sus ideas, es hija de Dios. La Iglesia no tiene una aduana. Aquellos que han excluido a esta mujer, pienso que tendrían que hacer examen de conciencia.

Es verdad, la Iglesia acoge a los pecadores… ¡para que se arrepientan, no para colocarlos en el púlpito! Y el defender el aborto no es un simple error, un descuido, una confusión. Defender el aborto como lo hace la Rahola es una actitud genocida. Es defender el exterminio de aquellos inocentes que no tienen voz ni voto.

Y es establecer un crimen abominable como un derecho; es destruir esa civilización que se construyó sobre los mandamientos de ese Dios en el que no cree.

Y en su caso, ridiculizar y descalificar a los que no piensan como ella y defienden la vida. Pero a usted, D. Anastasio, eso le da lo mismo, ¿verdad? Porque seguramente no tenía a nadie más digno ni más famoso para hacer su pregón. ¡Haga usted el examen de conciencia que quiere para los demás, pero no para sí mismo, D. Anastasio!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Videos Hot