Colau, la alcaldesa de feria: Increpa haciendo gala de su habitual falta de educación al Ejercito

lasvoces
La "ex okupa", y actual alcaldesa de la Ciudad Condal española -Barcelona- en una imágenes archivos del profesional Eric Català. Lasvocesdelpueblo.

Redacción: (Eduardo J. García; Licenciado en Comunicación Audiovisual) – Barcelona vuelve a la “normalidad” tras la celebración de dos de sus ferias más importantes. Si bien la primera es la única de verdadera relevancia económica que retiene la ciudad, hablamos de la polémica feria del teléfono móvil . World Mobile Congress o algo por el estilo. Barcelona, 19 de marzo 2016. Fotografía: La “ex okupa“, y actual alcaldesa de la Ciudad Condal española -Barcelona- en una imágenes archivos del profesional Eric Català. Lasvocesdelpueblo.

Durante esta feria la alcaldesa de Barcelona, dio muestras de su ineptitud, incapacidad absoluta para el diálogo, soberbia ,antipatía, falta del más elemental saber estar, ignorancia supina, y un uso tan chabacano y partidista de su poder político como torticeras han sido al fin y al cabo todas sus apariciones mediáticas.

Que una persona, crecida y pagada durante toda su vida profesional??? Por el conglomerado vertical del régimen nacionalista define de manera ejemplar su personalidad, uso de la función pública, comprensión de la sociedad y el significado del poder del que hace gala. De este mismo que repetía sin cesar del cual no quería saber nada durante sus más que hipócritas y repetitivas giras por los programas de la Sexta y Cuatro.

Los partidos políticos no tenían nada que ver con el PAH. Mientras los traicionados títeres de lo que queda de esta asociación le apoyaban en un intento por seguir percibiendo subvenciones y dar algo de sentido circense a sus vidas, la ciudad se estanca. Y lo hace mientras ella no deja de alimentar sus desmesuradas ambiciones políticas usando lo lícito, lo ilícito, la mentira, el enfrentamiento y un enorme presupuesto municipal que sirva a sus fines, no al resto de los ciudadanos, el Ayuntamiento es sólo una enorme maquina propagandística para su uso y disfrute personal.

La izquierda que habla de clase trabajadora, que se va a Nou Barris a hacer campaña, para acto seguido apoyar al separatismo y llamar pobres a la clase obrera no catalanista, que crea un partido –caballo de troya dentro de la jaula de esquizoides de Podemos y que condena al terrorismo como pulpo animal de compañía.

Sin embargo, lo realmente significativo de Colau, los votantes , los medios y los partidos políticos que sustentan toda esta hinchada masa de populismo, rencor e ignorancia es como quedaron retratados con la huelga de TMB y la celebración de la feria del móvil.

Actos como no dar la palabra a los huelguistas, no escuchar les, cortarles en el uso de la palabra , amedrentarles con la publicación de su sueldo, con sanciones y promociones profesionales a los más dóciles (entiéndase reaccionarios ,mediocres y agresivos con el resto de sus compañeros que sí pedían mejoras) dieron como resultado una huelga. Que según sus convocantes se produjo por la total falta de voluntad de la Alcaldesa que hizo buenas las no demasiado prodigiosas capacidades del anterior alcalde convergente.

Esto provocó un malestar notorio entre los organizadores del congreso que ya buscan otro destino, y es más que posible que sea lejos de Barcelona, por más que la oportunista derecha madrileña se ofreciera en un lamentable brindis al sol.

La emblemática alcaldesa que rechaza la huelga como “medida social” con una falta de empatía que ni las manipulaciones de la sexta pudieron editar en los videos de respuesta de Colau al comité de huelguistas de TMB, nunca ha condenado la feria del móvil.

La misma persona que increpa haciendo gala de su habitual falta de educación a oficiales del ejército español, con una incomparable superioridad intelectual y profesional sobre ella, con el pretexto de la voluntad del consistorio barcelonés en “separar los espacios” en el que estamos trabajando.

La misma fórmula parece ostentar al usar el antiguo mercado del Borne, el fallido parque temático del segregacionismo catalán “made in 1714” para espectáculos infantiles, “El bornet” que sólo podemos imaginar cómo mediocres vehículos del etnicismo catalanista para el adoctrinamiento de menores. Algo inherente al pensamiento crítico y a la libertad del pensamiento que lastran los de la “nueva política” con cada una de sus acciones.

Obviamente Colau increpa al ejército español, no por ser ejército, sino por representar a España. Acto seguido se convierte en una “fabricante” de patriotas, contribuyendo con sus palabras al gran éxito del stand de los diversos cuerpos del Ejército, uno de los más celebrados del Salón de la Enseñanza, en el cual nunca un personaje como ella debería haber buscado protagonismo. Extremo que se atreve a negar con la insolencia de quien quiere tapar algo que planeó con premeditación como un triunfo previsible y que salió mal, de cuyo resultado no quiere responsabilizarse.

Aduciendo a un sobreexposición de dicha polémica en los medios, cuando fue ella de forma descarada quien busco el momento ante las cámaras para increpar a los militares.

Mucho más sincero, concienzudo y progresista hubiera resultado que se hubiera opuesto al congreso del móvil de forma rotunda. Pero nunca lo hizo de forma firme, porqué ella no es más que una populista, sectaria, poco formada y oportunista política de tercera. Cuyas actuaciones al igual que su partido en Cataluña, y Podemos en el resto de España, no hace sino más que hundir al progresismo y la izquierda digna de tal nombre, rebajándola a la marginalidad o a la de la acólita prostituida, como evidencia el comportamiento bellaco de ICV e IU.

Para el que esto escribe este congreso supuso una invasión de inmorales yuppies de las telecomunicaciones con desorbitantes sueldos , de caras y no siempre confesables apetencias. Tomaron la ciudad a su antojo, como muestras del desaforado entreguismo de la ciudad a su imperio. Se llegó a erguir provisionalmente el gran catafalco de Plaza Cataluña, que lejos de ser un centro de información para los enjambres de antipáticos y uniformados ejércitos de congresistas resultó ser un mero escaparate comercial, en el que la gente hacia largas colas para probar gratuitamente y también adquirir esos dispositivos que tan imprescindibles se han vuelto para millones de personas. Otras casetas de acreditación, de servicios y de orientación al congresista salpicaron las zonas céntricas de la ciudad. El aeropuerto casi parecía haber dejado de ser público, dado que parecía enteramente de su propiedad, como prácticamente toda la ciudad.

Esa mascarada comercial, glorificadora del consumo irresponsable, de la desenfadada explotación de recursos materiales y humanos representando parte de las multinacionales adineradas del planeta no podía provocarme más que náuseas e impotencia . El mismo “evento” que se presenta como un dinamizador económico , como un falso creador de empleo cuyas bondades repite la derecha y la izquierda felona asumiendo el mantra de la mentira, y de algún que otro beneficio propio.

La vanidad y el dolor , es la nueva fórmula para convertir la paja en oro.

Los avances tecnológicos de los iPhones, las mini tabletas, de los relojes-movil pueden fabricarse en Finlandia , Japón, China, o en cualquier lugar del lejano Oriente pero la sangre , sevicia y dolor que chorrean la mayor parte de estos aparatos ,apuntan a miles de kilómetros de distancia, para detenerse en el Congo, ese infierno en la tierra que sirve para alimentar esta atroz feria de la vergüenza.

Esos selfies, esas apps, esas plataformas de negocios, esas interfaces , que se alimentan de los minerales de sangre. Especialmente del tungsteno y el coltán, cuyo saqueo por parte de países como Uganda o el imperio tutsi de Ruanda y hasta hace poco Burundi, todos aliados occidentales, desangran el Congo, convirtiendo a hombres en desalmadas maquinas de matar en el mejor de los casos, dadas las inenarrables atrocidades que cometen tropas de una y otra parte. Se mortifican a una juventud, imponiendo un insufrible calvario a millones de personas y hacen que la injusticia, la guerra, la esclavitud, los abusos sexuales y el saqueo más indigno se apoderen de aquel enorme país y de sus grandes riquezas.

Una maldición para el Congo marcada también en parte por la geopolítica, pero sobre todo por el expolio, la irresponsabilidad de tantos consumidores insensibles a los salvajes padecimientos de tantos desafortunados, sin más culpa que el haber nacido con el color y en la latitud equivocada.

El Móbíl, sus congresos, sus selfies, los wasaps, los lujosos escaparates de las marcas más cotizadas, no consiguen otra cosa sino que la guerra civil en el Congo perdure tras más de dos décadas, cinco millones de muertos y más del doble de personas desplazados. Más refugiados que malvivirán en campos de la ONU o morirán en las cunetas africanas alejadas de todo, en los eternos caminos secundarios de quienes han perdido todo y no tienen más hogar que la huida constante. Esas víctimas anónimas, refugiados indignos de tal nombre que muchas veces tras dolores insoportables expiran sin poder tomar unos medicamentos disponibles en cualquier farmacia, las mismas que rodean los centros de convenciones, los hoteles, los pabellones, los restaurantes de los congresistas y la comitiva de “hombres de negocios”, políticos y comerciales de todo pelaje que les siguen con la esperanza de atrapar algunas migajas. Esa clientela que entrará en esas mismas farmacias para aliviar sus excesos digestivos, sus carencias viriles, o sus pastillas para frenar el estrés. Un precio que deben pagar por poner a funcionar “su” mundo globalizado.

Si la señora Colau quiere ser revolucionaria, que vaya paso a paso. Para empezar que sea digna de su puesto en el Ayuntamiento y consiga un nivel educativo del que carece (y evidencia cada vez que abre la boca) que es obligatorio para cualquier empleado de grado técnico o de segunda escala en el Ayuntamiento de Barcelona. Pero que no de lecciones, no tiene autoridad de ningún tipo para ello.

6 Comments
  1. […] Licenciado en Comunicación Audiovisual; el articulista y colaborador de esta casa, hoy en el Blog de Lasvocesdelpueblo. Barcelona, 19 de marzo 2016. Fotografía: La “ex okupa“, y actual alcaldesa de la […]

  2. […] [Eduardo J. García; Licenciado en Comunicación Audiovisual].- Josep María, perdón, Pepe dejó Asturias a mediados […]

  3. […] [Eduardo J. García; Licenciado en Comunicación Audiovisual] – La mentira, el miedo, la xenofobia, la […]

  4. […] [Eduardo J. García; Licenciado en Comunicación Audiovisual] –  Las cucarachas son las dueñas de la noche, […]

  5. […] [Eduardo J. García; Licenciado en Comunicación Audiovisual] – Sí, bien comparto la preocupación del señor […]

  6. […] [Eduardo J. García; Licenciado en Comunicación Audiovisual (Cuenta Twitter: @egarciau77 )] – Si al Boicot. El […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Videos Hot